miércoles, diciembre 20, 2006

Stand by...


Viajar en carretera es como detener el tiempo para mirar el paisaje... Es una pausa en movimiento... Un esperar por lo futuro disfrutando del presente...

En un mundo de lo inmediato, de lo instantáneo, del aqui y el ahora, viajar es alejarte un poco del cuadro que has estado pintando para considerarlo desde otra perspectiva...

Como a todo perro callejero y vagabundo me gusta viajar, sin embargo, a veces creo que me gusta viajar más por "la pausa" que por el destino... no me malinterpretes; me gustan los lugares que visito y la gente que conozco, pero disfruto mucho el camino.

En la vida cristiana muchos decidieron tomar el camino solo por el destino, olvidando que Jesucristo es la meta... pero también es ¡El Camino!

Ojalá los cristianos pudieramos disfrutar del camino tanto como esperamos disfrutar del destino, en esta "pausa en movimiento" que es nuestra jornada...


"...Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino... Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí..."
Jesús a los discípulos según Juan


P.D. Si el Señor lo permite estaremos viajando a la ciudad de México en los próximos días (también pasaremos unos días en Queretaro) Adrian y Caro... con el favor de Dios allá nos vemos!!!
Licensed by Copycristian

jueves, diciembre 14, 2006

¿Qué significa la navidad?


El próximo 19 de diciembre mi esposa y yo cumpliremos ocho años de casados, la primera navidad que pasamos juntos estábamos de "luna de miel"... fué hasta la segunda navidad que pasamos juntos que mi esposa se enteró de una terrible noticia: ¡Se había casado con el Grinch! Ese personaje verde, peludo y gruñón que odia la navidad, creado por el Dr. Seuss (ella lo dice porque no me gusta "decorar exageradamente" la casa).

La verdad es que ¡No odio la navidad! sin embargo, no me gusta en lo que se ha convertido: Un consumismo ilimitado centrado en nosotros mismos. La navidad ahora son las luces, las fiestas, la comida y los regalos.

La navidad ha dejado de ser un tiempo en el que reflexionamos en el regalo más grande que Dios nos ha dado, él mismo entre nosotros... ¡Emanuel!

No digo que te olvides de las fiestas y los regalos, siempre y cuando sepas el motivo de los mismos, lo que digo es que sería bueno que hiciéramos una pausa para recordar, para celebrar que "Tanto amó Dios al mundo...".

Algo más: El regalo de vida que Dios ha dado a la humanidad no se limita a un día al año... Celebremos y anunciemos cada día que nos ha nacido un salvador que es CRISTO el Señor.


P.D. 1 No es el último post del año (espero).
P.D. 2 No es comercial pero aqui el mejor regalo para tu pastor (si tiene pretensiones de mega-iglesista)

Licensed by Copycristian

lunes, diciembre 11, 2006

¿Cristianos de dos naturalezas o cristanos de doble moral?


Nadie se preocupo de "discipularme" cuando "acepte" a Jesucristo como mi Señor y salvador, quizá era demasiado joven para que les importara mi desarrollo espiritual (siete años) sin embargo, a la hora que decidí bautizarme (cinco años después) mi pastor (como buen pastor bautriste) me asignó un discipulador que me diera las lecciones para nuevos creyentes.

Durante esas lecciones aprendí que todo cristiano tiene "dos naturalezas": la nueva naturaleza adquirida a partir de el nuevo nacimiento (es decir, cuando "acepte" a Jesucristo como mi Señor y salvador) y la vieja naturaleza residuo de mi vida "natural" sin Cristo (el viejo hombre)... ambas naturalezas en una lucha constante dentro de mi.

Lo anterior lo expresa Pablo de la mejor manera: "Asi que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal esta en mi".

Hay otras lecciones que recibí y no gracias a mi pastor (sino a pesar de él) además de ser cristianos de "dos naturalezas" muchos somos cristianos de "doble moral", que colamos el mosquito pero tragamos el camello.

Prontos para juzgar y señalar las faltas de los otros, pero condecendientes y apapachadores con nuestros propios "pecaditos"; niños en Cristo que señalamos delante de "Papá" Dios las "travesuras" de nuestros "hermanitos" para que nuestras propias "travesuras" no se vean "tan grandes".

Es curioso que estas líneas salgan de un perro pecador como yo, sin embargo precisamente el primer paso para dejar de ser de "doble moral" es reconocerse a sí mismo como falto. No estoy orgulloso de mi pecado y mucho menos busco "presumirlo". Simplemente soy un perro que se ha cansado de tener "dos caras" aunque sigo teniendo "dos naturalezas".

Algunos cristianos se "persignarán" al saber que un "pastor" (aunque no me gusta que me llamen así) confiesa abiertamente que es pecador. Estamos tan acostumbrados a los "hombres (y mujeres) de Dios", a los "siervos perfectos" que caminan flotando cinco centímetros por encima del suelo, que resulta inadmisible que un "ministro" se "presuma" falto.

En alguna ocasión una persona me dijo que yo era como "un libro abierto", que necesitaba ser un "poquito hipócrita". ¡Nadie necesita ser un poquito hipócrita, Nadie necesita encubrir su pecado, Cuando tenemos un abogado todopoderoso!

Es triste como algunos que han recibido "más gracia" son los primeros en señalar a aquellos que se atreven a confesarse pecadores. Quizá muchos estarán en mi misma condición... su única virtud es permanecer callados en lugar de decir: ¡Tengo dos naturalezas, pero a partir de hoy, una sola cara!


"Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad"
Juan
"Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros..."
Santiago

Licensed by Copycristian

Santa Suburbia 13!


Santa Suburbia XIII edición. El buen Alex Rodríguez hace acopio de paciencia para ¿Conversar? con el Reverendo Trinquete... ¡Esto tiene que ser una broma!!!

Licensed by Copycristian

lunes, diciembre 04, 2006

¡Sí! ¿Se pudo?


Cómo dije en otro post: "Soy cristiano y soy mexicano. Como cristianos creo que debemos estar interesados en las cosas que suceden en nuestro país y como ciudadano creo que todos tenemos a expresar nuestras opiniones".

El pasado primero de diciembre, Felipe Calderón se presentó a la ceremonia más corta de toma de protesta (y más protestada) de la historia de México (Puedes leerlo en La Jornada o en New York Times).

Silbidos y gritos de "espurio" de los perredistas que según algunos "no saben perder"; Gritos de ¡Sí se pudo! de parte de los panistas que según otros "no saben ganar".

Creo que como cristianos debemos ser ciudadanos ejemplares que oren por los hombres que estan en eminencia (sean del partido que sean) sin embargo, los gritos de "si se pudo" me hacen pensar en un partido que no se ha dado cuenta que gobernará gracias a un margen muy pequeño de votos.

En México es tiempo de pensar en la inclusión, en la suma de ideas y propuestas, no de proclamar triunfos "de panzazo" (como decimos acá a los niños que aprueban con la calificación mínima).

Si el presidente Felipe Calderón quiere llevar a México adelante tendrá que gobernar con todos y para todos, no con "mano dura" como algunos de los medios y allegados vienen diciendo.

Oremos por Felipe Calderón, que El Señor le muestre porque le ha permitido llegar a donde esta; Oremos por su Gabinete para que sea un grupo inclusivo y abierto a las ideas de todos; oremos por México para que siga adelante... Pero, sobre todo oremos para que los mexicanos conozcan la verdad del evangelio, que nos hará verdaderamente libres.

*Gracias Gabo, por recordarme pensar y orar por nuestro país.
Foto original de Noe




Licensed by Copycristian

viernes, diciembre 01, 2006

Tesoros...

La imágen del post anterior trajo a mi mente recuerdos...

Cuando era un adolescente (tendría unos 12 o 13 años), en el grupo de comunión tipo “embajadores o exploradores del Rey” decidimos como grupo ir de campamento. Diligentemente comenzamos a reunir fondos para financiar nuestro proyecto. Actividades en el templo, renta de nuestros servicios como “lava coches”, aseo de patios y jardines o niñeros.

Cuando reunimos una suma considerable, la envidia comenzó a surgir entre unos y otros, así que “inteligentemente” decidimos meter todo ese dinero en una lata y enterrarlo en el amplio patio del templo como un tesoro con “mapa del tesoro” y todo.

Un buen día, antes de hacer nuestro campamento, llegamos a "descubrir" el tesoro, para darnos cuenta con sorpresa que todo el patio de la iglesia estaba cubierto por una capa de escombro apisonado, pues los hermanos habían decidido derrumbar algunos salones viejos y utilizarlos como relleno para nivelar el suelo.

Ahí quedó nuestro tesoro, cuando leo las palabras de Jesús: “donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan” recuerdo este incidente y puedo agregar: “y los hermanos cubren de escombro” (en más de un sentido).

Todos hemos tenido tesoros, quizá no les hemos llamado así, pero son aquellas cosas que conservamos con especial cuidado a través de los años. Álbumes de fotografías familiares, algún libro, juguete o artefacto viejo que recibimos cuando niños, recuerdos y memorias de nuestros seres queridos, incluso un fondo de ahorro familiar. Tesoros que determinan nuestro precio y valor.

Un hombre (o mujer) vale aquello que defiende. El libro de los Proverbios dice: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida” ¡Ese si que es un tesoro valioso! Gracias a Dios que él puede guardar nuestros corazones. Jesús enseña que los tesoros en el Reino son intocables por los detractores de este mundo.

“Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”
Jesús en la montaña.

Licensed by Copycristian

lunes, noviembre 27, 2006

Copycristianizado...


La semana pasada estuve pensando mucho acerca de las "licencias de uso"... Lo reconozco, soy un perro pirata (y no es que tenga una mancha en el ojo), uso una computadora con software copiado... ¡pirateado! porque no me alcanza para el original...(tengo otros pecados en mi cuenta y no estoy orgulloso de ninguno de ellos)

Se que no es una justificación, pero es curioso como algunos son prontos para juzgar la integridad de este canino por usar un sistema operativo que el mismo autor (Bill Gates) ha descontinuado... ¿Por que no liberar las licencias del software descontinuado? (bueno, eso es material para otros post).

Lo que me dejó pensando fueron las palabras de una hermanita* bien intencionada y preocupada por mi integridad: "A mi me preocupa en gran manera como a los cristianos se nos filtran ciertas cosas y corronpen (sic) nuestra integridad... los cristianos somos muy descarados y creemos que todo es de todos, pero nos olvidamos que el obrero es digno de su trabajo (sic)..."

Cuando leí sobre la licencia Copycristian (lo hice antes de su gran lanzamiento y estreno), me asalto la duda, tengo una licencia CC 2.5 es decir puedes usar los contenidos de este blog pero no hacer obras derivadas de ellos ¿Cómo podría dejar a otros usar MI material para que ellos hagan SUS propias creaciones?

Gracias a Dios por mi hermanita bien intencionada, porque por sus palabras me doy cuenta que si soy un Cristiano "Descarado" que cree que "todo es de todos" (Hechos 2:44 y Hechos 4:32). Su exhortación me ha animado por completo a compartir para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado.

Asi que aqui estan los contendidos de este blog ¡Para la gloria de Dios!!!


"...y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común..."
Lucas (sobre la iglesia en Jerusalén)


*No creas que tus palabras han caído en saco roto... estoy buscando quien me ayude con software libre... pero ¿Me das permiso de usar lo que tengo hasta que lo consiga?

sábado, noviembre 25, 2006

¿Que estamos haciendo?


Escribí la historia de "Chava" sin pretensiones de ningún tipo... simplemente porque era algo que pasaba en mi vida de manera cotidiana y en algún momento perdí; el reencontrarme con el perro que "realmente camina por las calles" a donde Dios le indica fue algo refrescante para mi vida y simplemente lo comparto.

Sin embargo, no puedo dejar de notar que Dios desea hacer algo en la iglesia respecto a la "acción social" pues otros hermanos han tocado el tema con relativa cercanía: Rafa (en un par de artículos, Carolina (con la "pesadilla de Darwin"), Lenin (con una experiencia parecida a la mía)...

Eso me da pie para preguntar ¿Qué estamos haciendo? En los comentarios a Carolina trato de responder esta pregunta:

Ante la necesidad del mundo los cristianos evangélicos seguramente hemos gastado varios miles de dolares en construir "templos" para hacer "misiones"; hemos repartido cientos de miles de folletos "evangelísticos" y "porciones de la escritura"; hemos levantado montones de estadísticas para elaborar planes y proyectos para "alcanzar" a los "no alcanzados"...

Soy "enemigo" de la acción "social" por la acción misma (personalmente creo que en México el extendimiento del Reino fue frenado por el asistencialismo gringo en la obra cristiana), sin embargo creo en la acción que nos lleva a mostrar la luz de Cristo. Es cierto, el problema es espiritual y la lucha es espiritual sin embargo Jesús dijo: "...para que vean vuestras BUENAS OBRAS, y glofiquen al Padre que esta en los cielos..."

En su libro discípulo, Juan Carlos Ortíz habla sobre el "buen samaritano" diciendo que nosotros le llamamos "buen" porque nos resulta (en la actualidad) increíble lo que ese hombre hizo por otro que seguramente le "odiaba", sin embargo Jesús solo dice "un samaritano que iba de camino", este hombre hizo simplemente lo que la LEY le exigía que hiciese, quizá no la ley que estaba en la piedra o el papel, sino la ley que había en su corazón.

El corazón de la iglesia se ha encallecido a la necesidad del mundo, y cuando alguien sale de "la norma actual" para ayudar a otro, le llamamos "buen" cuando simplemente hace lo que debería hacer.

No se trata de hacer grandes cosas, sino dejar que Dios fluya a través de nosotros en acciones además de palabras... se trata de amar a la persona que esta cerca de mi y demostrárselo.

"...Amarás a tu prójimo como a ti mismo..."
Jesús al responder a los fariseos según Mateo

viernes, noviembre 24, 2006

Chava...


Camina cansado por la calle, cansado de pedir trabajo y no encontrar, cansado de intentar pasar al país de los billetes verdes y no lograrlo, cansado de las respuestas negativas cuando pide para comprar un pan…

¿Quiere que le lave el carro o le limpie el jardín? –pregunta- No es mi casa… ni mi coche –respondo (Estaba de visita en casa de una hermanita enferma). Le veo alejarse arrastrando los pies…

Le alcanzo, ¿Quiere una “Coca-Cola”? vamos a la tienda. Entramos a una pequeña tienda de abarrotes, la señora en el mostrador mira a mi invitado con cierta antipatía al entrar. Compro dos panes y algunas rebanadas de salchichón para preparar dos “ahogaperros” (la receta es sencilla, abres el pan por un lado y le pones las rebanadas que quieras); tomo dos refrescos del aparador y salimos armados con sendos refrescos y ahogaperros…

Sentados en la acera de la tienda comemos y platicamos: Soy de Nayarit –dice- quise pasar “al otro lado” pero esta bien difícil con la “migra”, tengo dos hermanos en Chicago… hasta creen que no van a seguir pasando con el muro ese… la cosa aquí en México esta fea… de todas formas, yo creo que “nomás” junto pa’l camión y me regreso a mi tierra…

Le escucho, la historia de muchos, una historia que se repite cada día en los estados del norte. Me llamo Chava –se presenta- Yo Miguel, vivo aquí cerca, me agarraste visitando acá. Seguimos platicando…

Bueno, yo creo que voy a seguirle, a ver quien quiere que le haga un “jale” –dice- Órale, yo también me voy, si se te ofrece algo vivo aquí derecho unas cinco cuadras en la esquina, en seguida de la “iglesia bautista”. Órale gracias.

¡Dios te ayude! –me despido- no es un “formulismo cristianoide”, es un deseo, una oración. ¡Que Dios se lo multiplique! –dice- se que no es un formulismo de “buenas maneras”.

Nos levantamos, cada quien toma su camino… esto también es compartir el evangelio…

“…cuando tuve hambre, ustedes me dieron de comer; cuando tuve sed, me dieron de beber…”
Jesús a sus discípulos

sábado, noviembre 18, 2006

Santa Suburbia 12!!!


Santa Suburbia en su XII edición fué el podcast más esperado por este perro callejero (desde que me enteré que se grabaría) y es que el tema a tratar realmente me dió en mi "pata de perro":


Me gusta como escribe Abel García en su blog y la forma en que Alex Rodríguez da siempre una nueva perspectiva en los temas que trata... ¡La combinación no pudo ser mejor!

¿Por qué sigues leyendo estas líneas? ¡Tienes que ir inmediatamente a escucharlos!!!

martes, noviembre 14, 2006

Unidad... ¿Espiritual?


La unidad de la iglesia… es más fácil decirlo que entenderlo y es más fácil “entenderlo” que hacerlo. Pues aunque “entendemos” lo que significa la unidad de la iglesia, pocos estamos dispuestos a sacrificar nuestro “yo” para transformarlo en “nosotros”. El joven rico entendió que era lo que tenía que hacer para tener vida eterna: sacrificar su “yo” y darlo a los pobres, para formar parte de “ellos”.

Jesucristo oró que nosotros fuéramos uno, así como él y el padre son uno, ¿Debemos hacer algo para lograr esa unidad? ¡Cuántas veces nos escudamos en una “unidad espiritual” para declarar una unidad inexistente en la realidad! “Posiblemente no nos vemos muy unidos… pero el espíritu nos une” –declaramos-.

Cuando hablamos de unidad de la iglesia a algunos les da por ponerse místicos y espiritifláuticos, para decir a toda voz: ¡No tenemos que buscar la unidad de la iglesia, Dios es el que da la unidad a través del espíritu! …Y, ¡Es cierto! La unidad de la iglesia es dada por Dios al constituirnos como el cuerpo de Cristo, sin embargo nosotros debemos procurar guardar dicha unidad.

Imagina por un momento que te voy a regalar un auto y entonces te digo, vamos a la cochera para que lo veas, pero al llegar a la cochera solo esta un volante, la palanca de las velocidades, dos llantas, el carburador y un cuarto trasero… y te digo, ahí esta tu auto solo que lo demás esta “en espíritu”. ¡Eso es exactamente lo que hacemos en cuanto a la unidad de la iglesia!

Dios desea que el cuerpo de Cristo sea manifestado, para que pueda ser percibido por el mundo, ¡Y eso se logra cuando estamos unidos! Jesús dijo: “En esto conocerán todos que son mis discípulos, si tuvieres amor los unos por los otros”; Pablo instruye a los Efesios: “Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”.

Si Pablo dice a los Efesios que debemos “ser solícitos en guardar la unidad del espíritu” quiere decir que la unidad de la iglesia debe ser procurada a través de acciones prácticas y concretas, (soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor) el nuevo testamento esta lleno de acciones que debemos realizar unos a otros, sin ocuparnos por lo que harán los otros.

Dios nos ha llamado a ser uno, Jesucristo nos ha llamado a ser su cuerpo, El espíritu nos da la unidad… y así como ellos son uno nosotros debemos procurar ser uno.

“…os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos...”
Pablo a los Efesios

viernes, noviembre 10, 2006

Reconociendo nuestra necesidad...


¿Alguno tiene una alcancía? No pienso pedirle prestado, solo es para recordar que todos tuvimos una. Cuando niño, tuve una alcancía, muchos tienen alcancías de cochinitos, de animalitos, mi esposa tiene una de oso, yo tenía una del “Chapulín Colorado” me la gané un día del niño en una fiesta que organizaron de parte del trabajo de mi papá.

Mi alcancía era irrompible, así que para asaltarla de vez en cuando tenía que quitarle un tapón de la parte de abajo. Nunca logré llenar esa alcancía, a pesar del tamaño de las monedas en aquel tiempo.

Un día mi papá llegó y tomando mi alcancía dijo: Te cambio lo que hay aquí por lo que traigo en mi bolsa. Vi mi alcancía y escuche como sonaban las monedas en su interior... Vi la bolsa del pantalón de mi papá se veía tan... vacía. Cuando respondí que no cambiaría mi alcancía por nada de lo que el trajera me mostró lo que traía en su bolsa: Un billete nuevecito de quinientos mil pesos (quinientos ahora).

He aprendido dos cosas de aquella tarde, primero: las cosas grandes a veces vienen en paquetes pequeños; segundo: a veces te pierdes de lo mejor por quedarte con lo "bueno".

A veces Dios llega como mi papá con grandes bendiciones en su bolsillo para ti y para mí, pero entonces nosotros miramos la alcancía de nuestra vida medio vacía, sonamos nuestras miserias como grandes logros y decidimos quedarnos con lo que tenemos en lugar de tomar lo que Dios nos ofrece.

Jesús dijo a los fariseos: “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”. Los fariseos estaban seguros que estaban bien delante de Dios y por ello no vieron la bendición de la gracia.

Tu no puedes arreglar algo que no esta descompuesto y Dios no puede arreglar tu vida si tu dices que funciona.

En la Biblia, a través de la vida de mujeres como Sara, Raquel, o Ana… Dios nos enseña una lección preciosa: no importa que tan estéril sea tu vida, Dios siempre estará dispuesto a fructificarla si estas dispuesto a reconocer tu necesidad.

Para que Dios llene tu vida necesitar reconocer que esta vacía, para que el arregle tu vida necesitas declarar que estas en necesidad, para que Dios bendiga la iglesia debemos reconocer que sin Él no funcionamos.

“…Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová…”

Isaías el profeta, a Judá.

jueves, noviembre 02, 2006

Uno Positivo


Uno Positivo es una iniciativa de mi hermano Samurai Carlos González y su esposa Akire San... Será un disco de música para niños (se supone... así lo dice el mismo Carlos, no yo) grabado de manera profesional pero con una pequeña diferencia, será distribuido de forma gratuita en licencia Creative Commons (Wow!)

¡Personalmente la idea me facina! Gente talentosa que puede compartir lo que el Señor les ha dado de manera libre... es algo que ya no se ve todos los días.

Puedes conocer más acerca de este proyecto a través de webNIP la Página beta de "Niños Intensamente Poderosos"... su link esta en la barra lateral.

martes, octubre 31, 2006

reformándonos...


La verdad es que nunca me había fijado en esta fecha como un día para celebrar... siempre fuí de los que vió el 31 de octubre como una oportunidad para "luchar contra las fuerzas demoniacas que desean atrapar a nuestros niños con su fiesta de dulces" es a través de El Ojo Protestante de mi hermano Daniel Dañeiluk que me pongo a pensar en el asunto (y Jaaziel colabora con ello)...

95 tesis en la puerta de una catedral iniciaron un movimiento que le dió la vuelta a lo que el mundo "creía que creía", no que antes no hubiera otros tipos que pensaron que algo andaba mal con "la iglesia" pero las condiciones históricas, políticas y sociales fueron determinantes para que esto fuera más alla de lo escrito... "El justo por la fe vivirá" Fueron palabras que revolucionaron el pensamiento cristiano de aquella época, para redescubrir la salvación por gracia.

Me gozo en saber que hombres como Lutero, Hus, Calvino, Zwinglio y otros compartieron sus pensamientos e ideas para avanzar en el redescubrimiento de principios bíblicos que nos lleven a vivir la iglesia... sin embargo creo que debemos ir más allá de "gozarnos y celebrar".

Un antigüo patrón, nos decía (como pretexto para no darnos como día libre el 1º de mayo): "Hay que celebrar el día del trabajo, trabajando"... Nosotros deberíamos celebrar el día de la reforma... ¡reformándonos! En lugar de buscar una iglesia que se adapte a nuestros gustos, tiempos o "necesidades" deberíamos buscar ser la iglesia que Dios desea.

La reforma debería ser celebrada no como algo terminado (algunos estamos muy lejos de ser algo terminado) sino como un proceso en el cual todos podemos participar a través del diálogo... Quizá no todos podemos "postular" una tesis como el Doctor Lutero, pero todos podemos soñar como mi hermano Abel García: "...En resumen, quisiera una iglesia que simplemente ame de verdad, capaz de sacrificarse de ser necesario como Cristo lo hizo por nosotros..."


"...Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha..."
Pablo a los Efesios




miércoles, octubre 25, 2006

Nuestra herencia...


Hace un par de semanas comencé a estudiar la carta a los Efesios, de ese estudio salió ¿Por qué y para qué existe la iglesia? Y una reflexión más “Primero la identidad de la iglesia…” Alentada por mi hermano y amigo Alexander Rodríguez.

Y hoy… ¡Guau! De nuevo el buen Alex (ahora a través de un audio publicado en Metanoia) toca un punto que precisamente estaba estudiando en la misma carta de Efesios: “…Y mientras tu tengas el Espíritu Santo habitando en ti, tu sabes que el resto tu lo tienes también…

Dios nos ha hecho sus hijos y herederos a través de Jesucristo, y nos ha dado una promesa real y fiel en Cristo a través de su Espíritu Santo; la Biblia dice que él es nuestras arras hasta que Él tome posesión completa de lo que ha adquirido.

Generalmente al leer esto en la carta a los Efesios, entendemos que “el Espíritu Santo es una promesa de que nosotros vamos a redimir la posesión adquirida (cielo)” pero, ¿Qué dice en realidad el pasaje? El pasaje dice que Jesucristo a través de el Espíritu Santo que ya habita en nosotros, ha hecho una promesa de regresar y redimir (recuperar) la posesión (su iglesia) que ha adquirido a precio de Sangre.

Jesucristo nos ha hecho partícipes de la gloria de Dios. Pablo muestra a la iglesia de Éfeso que tenemos una herencia; no que “vamos a tener una herencia” sino que “tuvimos una herencia”.

Cuando una novia mira su anillo de compromiso, recuerda que su prometido le hizo una petición, un compromiso de matrimonio, es posible que el novio este lejos, pero ella puede mirar el anillo y saber que el regresará.

Cuando un hijo de Dios pasa por dificultades en este mundo solo tiene que orar, y recordar que tiene una comunión íntima con Dios a través de su Santo Espíritu; Entonces el Espíritu Santo le revela en la palabra que Dios siempre cumple sus promesas: Que dio un hijo a Abraham, que bendijo a José, que sacó su pueblo de Egipto, que entregó la tierra prometida a su pueblo... que envió a su hijo, que un día volverá.

Cuantas veces vivimos en una desesperanza total, hablando de nuestras necesidades y sufrimientos. Sin recordar que somos herederos de las promesas de Dios que han sido cumplidas en Jesucristo.

Alguna vez escuché en una predicación decir: “…es posible que estés pasando por problemas pero llegará el momento de cobrar nuestra herencia… Es posible que aún no te sientas como un príncipe, pero definitivamente eres hijo de un rey… solo que esa herencia es un como un cheque pagadero a 10 años...

Sin embargo, Cristo no nos ha dado un “cheque pagadero a 10 años”, Jesucristo no nos ha dado un ticket que podremos cobrar en el cielo, el Señor Jesucristo nos ha dado herencia desde el momento en que creyendo en él somos “llamados hijos de Dios”.

La herencia que hemos recibido no se parece a un cheque “pagadero” es más bien como un billete emitido por el banco nacional que tiene valor no por lo que será… sino por el respaldo en las arcas del tesoro nacional.

Nuestra herencia no tiene valor por lo que va a pasar sino por lo que Jesucristo ya hizo al morir en una cruz y resucitar.

"...En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria..."

Pablo a los Efesios

lunes, octubre 23, 2006

Avenida 7... ahora podcast!


Avenida 7 solía ser el blog de mi hermano y amigo Wilmer Nuñez… Ahora, con la Colaboración (y conducción) de Samuel Goff e Iveth Nuñez se ha transformado en:

Avenida 7 Podcast: Fe y Rock en un solo Podcast.

(y ya van por su segunda edición)

Chavos que aman la música pero aman más a Dios y por ello dedican sus dones, talentos y tiempo a producir un programa que desea "salir de los esquemas y la religiosidad pero sin caer en la flojera y descuido espiritual".

Puedes encontrar el link en la parte lateral junto con otros Podcast que tienes que escuchar!

¡Disfruta tu paseo por la Avenida 7!


miércoles, octubre 18, 2006

Effatá 12 (De regreso con una nueva emisión)



Te invito a escuchar la nueva emisión de Effatá! Abre tus oídos... Podcast. (Effatá! 12: Cristianos de Pedigree) con temas de Rojo, United Kingdom, Edgar Lira y El Shino!!!

Primero la identidad de la iglesia...

Hace un par de días publiqué “¿Por qué y para qué existe la iglesia?” y hoy, por la gracia del Señor el buen Alex Rodríguez me invita a pensar* en el planteamiento de mi pregunta diciendo: “¿Qué tal si la pregunta misma está errada? ¿Qué tal si en vez de enfocarnos en función y propósito (como si la iglesia fuese un artefacto), nos enfocáramos mejor en hallar nuestra identidad, y nada más?”

Inmediatamente recordé haber publicado algo al respecto: Ser y hacer…: “Sin embargo la sal no hace, la sal es... como cristianos debemos pensar más en el ser y el hacer será el resultado…”

Rebuscando un poco más entre las cosas que he escrito encontré esto en un estudio que tuvieron a bien publicarme hace algunos años: “La definición de una identidad, es una base fundamental, es, la acción previa inherente a la búsqueda de propósito; no se pueden establecer metas, objetivos o tareas para un organismo del cual no se conoce su esencia...”

Como bien dice Alexander: “El propósito… ¿no nace naturalmente de su identidad…?”

Quizá por ello Dios en su infinita sabiduría inspiró a los escritores de la Biblia a utilizar figuras para la iglesia con las cuales pudiéramos sentirnos identificados: El Cuerpo, El Templo, La esposa…

Es curioso que Alex use como ejemplo a mi esposa: “¿Acaso no sería un atrevimiento y un troglodismo si un día te pregunto "oye, Perro, ¿pa qué sirve tu esposa?"? ¿No sería más correcto que te dijese que la quisiera conocer, para saber quién es ella?”… ¡Porque precisamente una de las figuras que más me gustan para la iglesia es esta misma!

Cuando decidí casarme con mi esposa, fue porque vi que ella tenía todo lo que yo deseaba. No compré muchas cosas para nuestra boda, pero entre las cosas que compré hubo un anillo de compromiso que le recordaba a ella el día en que la desposaría; también compré un vestido, blanco y radiante con el que se presentó ante Dios y ante mí el día de nuestra boda.

Jesús, nos ama tanto, que nos ha sellado con su Santo Espíritu recordándonos el día en que nos llevará a su lado, y nos ha vestido de santidad y gloria comprada con su sangre en la cruz.

”Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.”

Pablo a los Efesios.


*Gracias hermano!!!

martes, octubre 17, 2006

Una respuesta...


En el post anterior recibí un comentario al que deseo dar respuesta desde aquí:

Hermano Daniel:

Mi nombre es Miguel Quintero Jr. vivo en la ciudad de Chihuahua, Chih. México. Sé que los “perros” no tienen muy buena fama en la Biblia (pero eso era propio de la cultura y tiempos en que se escribió) sin embargo, el apelativo de Perro Callejero lo tomo de una historia que puedes leer aquí en donde respondo la pregunta: ¿Por qué la guarida del perro?

Colaboro como pastor de la iglesia bautista Bethel, pero a diferencia de ti… no puedo estar “orgulloso de mi denominación”. Estoy contento de haber nacido en una iglesia bautista, de haber crecido en ella gracias y a veces “a pesar de” pastores y líderes bautistas, estoy contento de servir en una iglesia bautista y agradecido con Dios por permitirlo y agradecido con mis hermanos por soportarme.

Como tu, doy gracias a Dios por los principios bíblicos que declaramos creer, esos mismos principios son los que me animan a continuar en donde estoy…

Como tu, creo que “la iglesia evangélica mundial ésta en crisis” pero, también creo que los bautistas con nuestro “orgullo denominacional” hemos colaborado en ella.

Gracias por compartir mi tristeza, creo en el regreso inminente de nuestro Señor Jesucristo y por ello se que hay apostasía, sin embargo no me puedo quedar con la idea de que “en el cielo nos encontraremos” o como decía alguno de mis pastores: “Si Dios quiere la unidad de las iglesias él lo hará”… Creo que Jesucristo viene por UNA iglesia sin mancha ni arruga, creo que Jesucristo desea habitar en su Casa Espiritual y no en un montón de escombros… Y creo que él ya esta trabajando en nosotros para lograr esa iglesia.

En cuanto a las personas que menciono, se que “nuestra lucha no es contra carne ni sangre” pero no puedo evitar el sentirme molesto cuando ellos se dejan usar por el enemigo y si no puedo hacer más, puedo orar y expresar lo que creo, pienso y siento con la gente que me rodea… incluso a través de este blog.

Hermano, no te sientas ofendido cuando me llamo un “bautriste” los que me conocen saben que lo hago más como autocrítica que como agravio (líbreme Dios) hacia las iglesias que me vieron nacer y crecer.

Gracias por tus palabras de ánimo, gracias por considerarme tu hermano y amigo a pesar de ser un perro callejero.

Bendiciones!

El Perro: Miguel Quintero Jr.

lunes, octubre 16, 2006

Triste identidad Bautriste...


Como dije hace algunos días, a los cristianos se nos da eso de las divisiones, los apellidos, las etiquetas... Quizá por eso arrastro todavía el apelativo de "bautista" (bautriste pa' los amigos) sin embargo, en menos de siete días mi "identidad bautriste" ha sido profundamente lastimada...

Primero, en una entrevista a Billy Graham en el Newsweek (fué en agosto, pero la he leído esta semana) en la que responde cuando se le preguntó si creía que "el cielo estaría cerrado para los buenos judíos, musulmanes, budistas, hindús o gente secular: "Esas son decisiones que solo el Señor hará. Sería tonto de mi parte especular sobre quién estará allá o no... creo que el amor de Dios es absoluto... el dió a su hijo para todo el mundo y creo que ama a todos sin fijarse en que etiqueta tengan... " ¿Qué pasó con los principios Cristológico y eclesiástico que sostenemos como bautristes? (Puedes leer la entrevista en inglés aquí)

Y segundo, a través de "El Ojo Protestante" leo que George Bush (por videoconferencia) y Condoleezza Rice declararon en la Convención Anual de iglesias* bautistas del Sur de Estados Unidos que (EEUU) "gobierna en aras de propagar la justicia divina con vistas al advenimiento del Fin de los Tiempos" y “El presidente Bush y yo misma compartimos la convicción que tienen ustedes de que América puede y debe ser una fuerza del Bien en el mundo. El presidente y yo creemos que Estados Unidos tiene que mantener su compromiso como líder de acontecimientos fuera de nuestras fronteras” (Creí que los bautistes sosteníamos un principio político) (puedes leer el artículo completo aquí)

¿Quiénes se creen estas personas para hablar en nombre de todos los bautristes del mundo? Creo que ni el hueso y la pelota de hule que me ha mandado el Samurai Carlos González me quitarán por un buen tiempo la rabia y tristeza de tener hoy la etiqueta de bautriste...




* Pequeña imprecisión del "Ojo protestante" al llamar "iglesia bautista" al conjunto o convención de las mismas.

¿Por qué y para qué existe la Iglesia?

Leyendo el artículo “iglesia plástica” de mi hermano Rafael recordé que muchos han llegado a tomar los temas “conducidos con propósito” de Rick Warren como modelo y panacea del “iglecrecimiento” y aunque el mismo Rick dice que “no podemos crear olas, sino solo remontarnos en ellas” muchos corren a sus iglesias a desarrollar una “visión y misión” de la iglesia… Como si Dios no hubiera fijado por qué y para qué existe la iglesia desde antes de la creación:

La iglesia no es un movimiento social hecho por hombres, la iglesia estaba en el corazón de Dios desde antes de la creación. Muchos estudiosos creen que la iglesia era el resultado lógico en las distintas organizaciones religiosas, muchos estudiosos dicen que la iglesia es un “producto cultural” que se formó de un sistema religioso cerrado hasta uno más participativo. La Biblia dice que la Iglesia fue escogida, en amor:

“según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo…”
Pablo a los Efesios.

Quizá has escuchado este pasaje antes como afirmaciones para cada uno de nosotros como “individuos” más que palabras a la iglesia; es necesario hacer algunas precisiones: Pablo escribió 13 cartas, de las cuales 9 fueron para grupos y 4 para individuos… ¿A quién fue escrita la carta a los Efesios?; además las mismas palabras empleadas por Pablo nos indican que es para la iglesia. “nos escogió”, “fuésemos santos”, “habiéndonos predestinado”, “ser adoptados”, y así…

No estoy diciendo que “la decisión” de seguir a Jesucristo sea grupal, sino que al seguir a Jesucristo necesariamente entramos a una comunidad… ¡Formamos parte de un cuerpo! Cuántos “cristianos solitarios” andan rodando por ahí sin acercarse a la iglesia porque ya “aceptaron a Jesucristo como su salvador personal”.

La iglesia existe porque Dios “nos amó”. Pero dicho amor debe ser expresado en la iglesia.

Ahora bien, Dios decidió escogernos, pero lo hizo con un propósito, que seamos: “Para alabanza de la gloria de su gracia”.

“…para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado…”
Pablo a los Efesios.

El propósito de la iglesia es más que “predicar el evangelio”; más que “edificarnos unos a otros”; más que “alabar a Dios”… La iglesia existe para glorificar a Dios a través de todo esto.

Cuántas veces hacemos(o dejamos de hacer) por los motivos equivocados: “Hay que hacer discípulos, nuestra iglesia se ve taaan vacía, deberíamos llegar a ser la iglesia más grande de la ciudad, además si tuviéramos más gente podríamos pagarle mejor al pastor” ¿Compartimos el evangelio para glorificar a Dios o a nosotros mismos?... “Hay que predicar el evangelio, pobrecitos de todos los que no han creído, irán al infierno, cada minuto 7.5 (y ese .5 ¿a donde se va?) almas se condenan” ¿Compartimos el evangelio para agradar a Dios o para agradar a los hombres?

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón como para el Señor y no para los hombres, dice la Biblia.

La iglesia, nosotros en comunión, existimos por amor de Dios y para dar la gloria a Dios. Ese es el Plan de Dios...
¿Lo estamos haciendo?

jueves, octubre 12, 2006

La "secularización" del perro...


"Te estas secularizando..." Escuché estas palabras como una acusación a modo de broma esta semana.

Tenían razón (entre broma y broma, la verdad se asoma -dice mi esposa-) Literalmente me "escapé de mis deberes pastorales" para dedicarme a algo taaan secular como lo puede ser el teatro infantil.

Ahora que tengo tiempo de pensarlo un poco, quizá no me he secularizado; más bien nunca he sido un clérigo en el sentido estricto de la palabra.

Es cierto, el próximo mes de diciembre cumpliré tres años de ser un "pastor ordenado" (antes era re-desordenado y desastrozo), un grupo de presbíteros me examinaron y determinaron "recomendarme" para ejercer el ministerio pastoral, impusieron sus manos sobre mi cuando la iglesia acordó ordenarme, e incluso oraron para ponernos (a mi esposa y a mi) en las manos del Señor. Sin embargo, antes que ser para la gente que me rodea un "ministro" (en el sentido que ahora se le da) quiero ser un cristiano...

Cuánto nos empeñamos los cristianos por distinguirnos como "eclesiales" o "seculares", "laicos" o "clérigos", "ministros" o "miembros"... cuando todos fuimos llamados a "ser discípulos y a hacer discípulos".

Puedes acusarme de simplista, pero me gustaría que cada día la iglesia se pareciera más a un organismo y menos a un organigrama; que hubiera más siervos y menos "ministros"; menos "santidad exclusiva" y más "estar en el mundo"(aunque no seamos del mundo).


"Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo..."
Jesús en Getsemaní (según Mateo)

viernes, septiembre 29, 2006

Soy el perro callejero... el que viaja sin dinero...

//Soy el perro callejero, el que viaja sin dinero
Toreando en las avenidas los coches como estampidas
Me he desayunado un hueso, y unos frijoles con queso
Que he encontrado en la basura, más vieras ¡Que sabrosura!

Soy el perro callejero, y ser libre es lo que quiero
Aullando en las azoteas, soy felíz aunque no creas
Si tu quieres ser mi amigo, es muy fácil yo te digo:
Ráscate con una pata, en la oreja y en la panza
Persigue un rato tu cola, menéala diciendo "hola"
Sacude todas las pulgas y preparate pa' aullar...//
"El Blues del Perro Callejero" por León Quintero


El 2º Festival Internacional Chihuahua está por comenzar y el grupo de teatro de títeres del que formo parte ( La Tercera Llamada) ha sido invitado a participar... Durante dos semanas estaremos de "gira artística" (ajá) presentando una obra infantil y un concierto para niños (de ahi el blues del perro callejero) por todo el Estado de Chihuahua.

Participar de una "gira artística" (ajá) no es algo muy convencional para un "ministro del Señor", algunas personas preferirían verme en una "Campaña o Cruzada evangelística"... Sin embargo, creo que Dios puede ser glorificado en todo lo que hacemos, ¡Incluyendo el teatro para niños!

Espero poder escribir de vez en cuando durante estos días, y si lees estas líneas te pido que incluyas en tus oraciones a este "Perro Callejero".

"Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres..."
Pablo a los Colosences.

miércoles, septiembre 27, 2006

Ser y hacer... (reloaded)


Como lo he escrito con anterioridad; no soy alguien a quien le guste ofrecer los "comos de la vida cristiana", sin embargo, hace un par de semanas escribí sobre la importancia de hacer o practicar lo que hemos aprendido.

Creo que es importante meditar, aprender, y sobre todo: compartir nuestra experiencia con Dios, de tal forma que otros puedan acercarse al camino de vida. Sin embargo, cuando nuestra fe se expresa solo en palabras y no en una vida práctica es difícil que las personas que nos rodean puedan ver la vida nueva que Jesucristo nos ha dado.

Creo que el evangelio que anunciamos no es un evangelio solamente en palabra, sino en poder (dynamos) que nos impulsa a vivir, a "hacer"... Jesucristo dijo: "Para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que esta en los cielos".

Es cierto, muchos cristianos al hablar de la vida cristiana en la práctica se lanzarán a tratar de cumplir con el "requisito" sin recordar que no es su fuerza o voluntad, sino la nueva naturaleza lo que nos impulsa a vivir de una manera diferente.

Otros más, serán cristianos que en su afán por tener un un ministerio, iglesia o vida "exitosos", se valdrán de un "evangelio social" impulsado por la psicología y la mercadotecnia... El mensaje que predicamos no necesita de "estrategias de venta" ¡La iglesia es la estrategia de Dios para extender su Reino!

La iglesia es más que "gente con buenos propósitos", la iglesia es gente que ha sido transformada para anunciar el evangelio, no solo a través de las palabras sino a través de la vida que se comparte; del amor manifestado en acciones concretas... sin embargo, dichas acciones no deben ser un fin, sino el medio a través del cual glorificamos a Dios.

“Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.”
Jesús (Según Marcos)
“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”
Jesús (Según Juan)

miércoles, septiembre 13, 2006

El justo por la fe vivirá...


¿Qué es la fe? La mayoría de los cristianos tenemos una respuesta “muy bíblica” (pero automática) para esta pregunta: “Es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Pero, a veces después de haber escuchado cientos de veces esta respuesta la gente a nuestro alrededor se queda algo insatisfecha.

¿Qué es la fe? Algunas personas la definen como “el sistema de cosas que creen” (“Yo tengo mi fe católica”, “Cuando cambié de fe”), otras personas creen que es un tipo de confianza absoluta (“Le tengo mucha fe a”).

Muchos son los “estudiosos” que afirman que para creer en Dios se necesita una “fe ciega” refiriéndose a que las personas que creemos en Dios somos personas que aceptamos lo que se nos dice sin cuestionarnos sobre su racionalidad o no. Comparando la fe a ser ignorante (se necesita mucha fe para creer... dicen).

¿Qué es la fe? La fe, es la decisión de depositar nuestra confianza en algo o alguien. Eso quiere decir que puedes decidir ejercer fe en la religión o sistema de creencias, en las posesiones, o en las personas.

Personalmente puedo decirte que esa capacidad, ese decidir en quien confiar, no es nada si esta en el objetivo equivocado. Hay gente que cree que estará bien “Porque tiene mucha fe” pero, a fin de cuentas es más importante saber en que o en quien tienes tu fe aunque sea “poquita”.

Hace algunos siglos un monje (llamado Martin Lutero) se topó con unas palabras que revolucionaron el pensamiento cristiano de su época… y la nuestra: “El Justo por la fe vivirá”.

Estas palabras, no están escritas solo en la carta a los romanos (como algunos creen) sino se repiten en algunas ocasiones a través de la Biblia… ¡Incluso en el Antiguo Testamento!

El que estas palabras se puedan leer en Habacuc, me muestra la disposición de Dios a revelar su gracia desde antes de Jesucristo (no podía ser de otra manera pues Él es el mismo ayer, hoy y siempre)… Desde siempre pues, No se trata de lo que hacemos o dejamos de hacer sino de en quien hemos puesto nuestra vida.

Cuantas personas hay que desean agregarle “un poquito más” a la obra de Cristo, obras, ley, tradición, (y una larga lista de cosas), son intentos por “ayudarle a Dios”.

Tanto dependemos de nuestras propias fuerzas para hacer todo que al pensar en la salvación pensamos que debemos hacer algo también. Sin embargo vivir por fe es precisamente eso: No depender de lo que podemos hacer nosotros sino de lo que puede hacer Dios.

La verdadera fe capacita al creyente para vivir en paz y humildad. La verdadera fe nos lleva a esperar en la respuesta de Dios, en el cumplimiento de las promesas de Dios, es vivir por fe, no por vista. Y esto nos lleva a superar o a triunfar sobre las pruebas, tentaciones o las tribulaciones que se nos presentan sabiendo que no somos nosotros los que lo logramos sino el Espíritu de Dios que esta en nosotros.
¿Es tu fe una decisión que te lleva a esperar en Dios compartiendo lo que has recibido por gracia?

"He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá."
Dios a Habacuc

"Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá"
Pablo a los Romanos

"Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;"
Pablo a los Galatas

"Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma."
De la carta a los Hebreos

lunes, agosto 28, 2006

Ser y hacer...


La semana pasada escribí que “Las enseñanzas son para hacerlas”, sin embargo, cuando queremos hacerlo en “nuestras fuerzas” las cosas no resultarán porque “son para vivirse en él, por él y para él...” No puedes “hacer” si no tienes el “ser”…

Jesús dijo: “…Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres...”

La mayoría de nosotros al meditar en este verso, pensamos en nuestra tarea: dar sabor al mundo, preservar al mundo, provocar sed del evangelio, conservarnos puros, hacer, hacer, hacer...

Sin embargo la sal no hace, la sal es... como cristianos debemos pensar más en el ser y el hacer será el resultado.

La sal no da sabor por el hecho de esparcirse sobre la comida... se esparce sobre la comida porque da sabor, esta en su naturaleza. Está en sus moléculas ser sal.

Nunca verás un puño de sal preocupándose por aplicar “Nuevas estrategias para dar Sabor”... Pero cuantos cristianos hacemos estudios, meditaciones, seminarios y congresos tratando de descubrir como hacer nuestra tarea, en lugar de aplicarnos a desarrollarnos en la naturaleza nueva que Dios nos ha dado.

El mismo Jesucristo, llama la atención no sobre “el hacer de la sal”, sino en el “ser sal”, y no desvanecerse, no perder nuestra naturaleza, no perder nuestra consistencia, no perder nuestra calidad.

No debemos “llegar a ser la sal de la tierra” ¡Somos la Sal de la tierra!

Como cristianos hemos sido renovados, cambiados, nacidos de nuevo: ¡Somos nuevas criaturas! ¿Estamos desarrollandonos en nuestra nueva naturaleza?


“…Vosotros sois la sal de la tierra…”
Jesucristo en el monte.

martes, agosto 22, 2006

Se trata de hacerlo...


“…Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas...”

Quién ha escuchado mi testimonio personal sabe que esta historia motivó mi decisión por Jesucristo. Edificar mi vida sobre el fundamento correcto ha sido la decisión más importante de mi vida. Sin embargo, esta historia solamente adquiere su sentido más profundo al contextualizarla en el Sermón del monte.

Jesucristo, ha estado enseñando en el monte sobre las condiciones al seguirle, el origen de la felicidad, el carácter cristiano, lo que debe motivarnos, la oración, ¡El Reino! Para concluir con una reflexión, una invitación, una advertencia... ¡Las enseñanzas son para hacerlas!

Las enseñanzas son para practicarlas… La vida cristiana es para vivirse… Se trata de hacerlo... O, como diría el comercial de Nike: Just do it.

Las palabras clave son: “cualquiera que las oye… y las hace”; las enseñanzas de Jesús son claras para cualquiera, las palabras de Jesús son sencillas para cualquiera, la vida de Jesús es transparente para cualquiera.

¿A qué palabras se refiere Jesús? ¡Al sermón del monte!, esas enseñanzas fueron para todos los que le siguieron para escucharle: Varones, mujeres, jóvenes, niños, familias completas o individuos solitarios... ¿Recuerdas la multiplicación de los panes y los peces? ¿Quién ofreció su comida?

Las palabras de Jesús son para cualquiera... y si cualquiera las puede oír cualquiera las puede practicar, porque son para vivirse en él, por él y para él... hasta un niño... solo necesita querer y Jesús lo hará en su vida.

Somos nosotros los que hemos complicado la Biblia, los que la hemos hecho inalcanzable, los que la hemos hecho impracticable, Porque hacemos de la palabra de vida, letra muerta. ¿Cuántas veces hemos escuchado, eso suena bien, pero debe ser difícil de hacer o seguir?

La casa de esta ilustración es la vida. El sabio o prudente, el que pone en práctica las palabras de Jesús. El insensato, el que no pone en práctica estas enseñanzas, "edificó su casa sobre la arena". Sin embargo ambos tienen la oportunidad de escoger el terreno en que han de edificar. Ambos tienen la oportunidad de decidir.

Quizá eres un oidor atento, puede ser que tengas las notas de todos los sermones, puede ser que hayas realizado una “exégesis profunda” de la Biblia y escrito una serie de sermones sobre algún libro de la Escritura o del mismo Sermón del monte. Pero... la vida cristiana es para vivirse.

¿Cuántos “estudios” has tenido en la iglesia o fuera de la iglesia? ¿Cuántos cursos de discipulado? ¿Cuántas clases de escuela bíblica dominical? ¿Cuántos estudios en casa? ¿Cuántos en la femenil, varonil, jóvenes o matrimonios?

¿Cuántos estás viviendo? ¿Cuántos estamos viviendo?

“…Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace…”
Jesús en el monte según Mateo.

martes, agosto 15, 2006

¡Muéstrame tu gloria!


Cuántas veces nos hemos visto envueltos en circunstancias en al que quisieramos que Dios se hiciera presente... Señor -oramos- confío en ti, y en tus promesas, se que tu responderás e intervendrás en esta situación pero... ¿Podrías mostrarme un poco más?

¡Muéstrame más! estas palabras me hacen recordar la película de Jerry Maguire donde el personaje de Cuba Gooding Jr. dice a Jerry: ¡Muéstrame el dinero! tu vas a mostrarme el dinero. Cuántos necesitamos ver más que solo palabras o promesas, cuántos decimos a gritos ¡Muéstrame...!

¡Muéstrame! es una palabra que suena "poco espiritual"... muchos recordamos la actitud de Tomás el discípulo y meneamos la cabeza pensando ¡Hombre de poca fe!

Sin embargo en el libro de Exodo, encontramos a un hombre, que pidió que Dios le mostrara su gloria, un hombre que necesitó (como en ocasiones necesitamos tu y yo) que Dios confirmara sus palabras mostrándole más...

Moisés prácticamente acababa de salir de Egipto con el pueblo de Dios. Dios acaba de entregar la ley a Moisés, él baja y se encuentra con el pueblo adorando un becerro de oro... Dios desea que Moisés lleve a su pueblo a la tierra prometida, pero entonces la duda asalta a este líder.

¿Alguna vez has experimentado temor al seguir la voluntad de Dios? Yo si. Para nosotros que al igual que Moisés hemos experimentado temor cuando un nuevo y gran reto viene a nuestra vida son estas palabras: ¡Te ruego que me muestres tu gloria!

"Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí. ¿Y en qué se conocerá aquí que he hallado gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos apartados de todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra?
Y Jehová dijo a Moisés: También haré esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia en mis ojos, y te he conocido por tu nombre. El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria." (Ex.33:15-18)

Moisés era una persona que había experimentado la providencia de Dios, era una persona que había experimentado el poder de Dios, era una persona que había experimentado la presencia de Dios... Y las palabras de este líder son: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.

Pero, él dijo algo más, una frase que debería convertirse en nuestra oración no solo en los momentos difíciles: "Te ruego que me muestres tu gloria".

Existen personas que desean tener una relación con Dios solo por “encimita”, pero quien desea profundizar en su relación con Dios deberá buscar su presencia, deberá vivir para su gloria.

Moisés era una persona que reflejaba la presencia de Dios. Cuando bajó del monte, tuvo que cubrir su rostro con un velo, porque su rostro resplandecía.

¡Muéstrame tu gloria! ¡Quiero conocerte de una manera más íntima, quiero experimentarte de una manera más profunda! ¡Quiero seguirte más de cerca! Debería ser nuestra oración cada día.

La mejor noticia es que Dios ya ha mostrado su gloria: Jesucristo. Solo tienes que conocerle, solo tienes que experimentarle, pero, sobre todo ¡Tienes que seguirle!

"Vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre"
El Verbo según Juan

martes, agosto 08, 2006

"Cómo" llegar a ser un "buen seguidor de Jesucristo"...

Observando la forma en que llegan las personas a mi blog (si, para eso tengo el Site Meter) me encontré con una petición a Google algo particular: Cómo llegar a ser un buen seguidor de Jesucristo.

No es particular porque sea poco frecuente, sino porque la mayoría de las veces en las cosas que escribo, intento no ofrecer "cómos"... puedes llamarme idealista, puedes llamarme pensador, ¡puedes llamarme por telefono! pero prefiero que cada uno construya su proceso basado en los principios que enseña la Biblia.

La Palabra de Dios es "nuestra norma de fe y conducta" -dicen o decimos todos los bautristes (y en seguida nos refugiamos en nuestra tradición)- ¡La mayoría de los cristianos decimos lo mismo! las cosas que practicamos, las cosas que hacemos y las cosas que enseñamos a otros a hacer provienen de "nuestra muy particular visión" de lo que decimos que la Biblia dice.

El colmo de los "cómos" es un par de preguntas que plantea un hermano anabaptista (no confundir con los bautristes) en su libro "El tesoro bíblico": ¿Por qué tener reglamentos? ¿Por qué no tener solamente la Biblia?... casí me voy de espaldas esta semana al leerlo.

La intención de los "cómos" es buena (lo sé), se trata de darle al "niño espiritual" las bases para que haga lo básico y se desarrolle en lo demás... sin embargo cuántas veces agregamos "cómos" a toda la vida espiritual.. convirtiendo la palabra viva de Dios en letra muerta de reglamentos...

Los fariseos tenían la misma "saludable intención" cuando reglamentaron y volvieron a reglamentar los "mandamientos de la ley de Dios"...

¿Cómo llegar a ser un buen seguidor de Jesucristo?... ¡No te daré la receta! Pero te puedo repetir las palabras de Jesucristo:

"...Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame..."

martes, agosto 01, 2006

Lo Que la Iglesia No Es (Santa Suburbia 08 parte 1/2)


Tienes que escucharlo! Lo Que la Iglesia No Es (parte 1/2) ¡Ya quiero escuchar la 2/2!


Update: Me he suscrito con My Google y ya he escuchado la 2/2... ahora además tengo todo lo que necesito en mi página de inicio... ¡Es fácil!

Cristianos aquí y ahora...

Desde hace algunas semanas, hay una idea que me ha perseguido y que de alguna manera he tratado "aquí y allá": La vida cristiana es para vivirse aquí y ahora.

Tú puedes decirme: ¡Claro! la vida cristiana es para vivirse aquí y ahora... ¿Quién no la vive de esa manera? Los montones de personas que viven en una ensoñación perpetua de las "moradas celestes" -responderé- (por cierto, muchos se pierden solo en esta línea discutiendo si su "lugar" será de color morado o celeste).

Ahora mismo habemos montones de cristianos pensando en las "coronas" que habremos de recibir, los galardones que llevaremos al pecho y hasta el instrumento y tipo de alas que nos tocarán... ¡Cuando estemos en el Cielo!

Cuántas veces compartí algún pasaje de la Biblia con alguien y al decir "¿Hay preguntas?" fui acribillado con "preguntas apocalípticas" aunque estuviéramos viendo capitulo primero del evangelio de Juan (quizá era porque ambos libros son del mismo autor).

Cuántos cristianos estan más preocupados por hacer aquí para tener allá, cristianos que se la pasan pensando “este mundo no es nuestro, aquí vivimos pero nos iremos” (como dice algún canto) en lugar de pensar en el propósito por el cual están aquí.

Personas que preguntan como vivirán en el cielo, pero no han preguntado como deben vivir en la tierra…

La vida cristiana es para vivirse aquí y ahora… el sermón de la montaña no es una “hermosa idealización de lo que será”, sino una declaración de lo que podemos y debemos vivir.

La vida abundante que Jesús nos ofrece no es para vivirla a “tiempo compartido” en el cielo, sino una vida que puedes hacer tuya a cada momento.

La corona de la vida no es un premio que mereces y recibirás en el futuro, sino un regalo que recibiste en la cruz, cuando Jesús decidió cambiar la corona de espinas que mereces por la corona de vida inmerecida… para que vivas una vida entregada a él (por eso mismo los 24 ancianos lanzan sus coronas a los pies del cordero en el pasaje de Apocalipsis).

La vida cristiana es para vivirse aquí y ahora, Dios desea que comiences a vivir la vida eterna aquí y ahora; Ayer es hoy para Dios, hoy es hoy para Dios y mañana es hoy para Dios… la vida eterna solo tiene un momento: hoy.

La vida cristiana es para vivirse aquí y ahora… ¿La estas viviendo tu?


"...que en las iglesias solo hablen de “petro-cielos"*, me choca..."
La Ovejita Negra.

*Según la Ovejita, todos los tipos de bonos extras que podíamos ganar para el cielo. Con cariño para la Ovejita Negra...