viernes, noviembre 24, 2006

Chava...


Camina cansado por la calle, cansado de pedir trabajo y no encontrar, cansado de intentar pasar al país de los billetes verdes y no lograrlo, cansado de las respuestas negativas cuando pide para comprar un pan…

¿Quiere que le lave el carro o le limpie el jardín? –pregunta- No es mi casa… ni mi coche –respondo (Estaba de visita en casa de una hermanita enferma). Le veo alejarse arrastrando los pies…

Le alcanzo, ¿Quiere una “Coca-Cola”? vamos a la tienda. Entramos a una pequeña tienda de abarrotes, la señora en el mostrador mira a mi invitado con cierta antipatía al entrar. Compro dos panes y algunas rebanadas de salchichón para preparar dos “ahogaperros” (la receta es sencilla, abres el pan por un lado y le pones las rebanadas que quieras); tomo dos refrescos del aparador y salimos armados con sendos refrescos y ahogaperros…

Sentados en la acera de la tienda comemos y platicamos: Soy de Nayarit –dice- quise pasar “al otro lado” pero esta bien difícil con la “migra”, tengo dos hermanos en Chicago… hasta creen que no van a seguir pasando con el muro ese… la cosa aquí en México esta fea… de todas formas, yo creo que “nomás” junto pa’l camión y me regreso a mi tierra…

Le escucho, la historia de muchos, una historia que se repite cada día en los estados del norte. Me llamo Chava –se presenta- Yo Miguel, vivo aquí cerca, me agarraste visitando acá. Seguimos platicando…

Bueno, yo creo que voy a seguirle, a ver quien quiere que le haga un “jale” –dice- Órale, yo también me voy, si se te ofrece algo vivo aquí derecho unas cinco cuadras en la esquina, en seguida de la “iglesia bautista”. Órale gracias.

¡Dios te ayude! –me despido- no es un “formulismo cristianoide”, es un deseo, una oración. ¡Que Dios se lo multiplique! –dice- se que no es un formulismo de “buenas maneras”.

Nos levantamos, cada quien toma su camino… esto también es compartir el evangelio…

“…cuando tuve hambre, ustedes me dieron de comer; cuando tuve sed, me dieron de beber…”
Jesús a sus discípulos

8 comentarios:

caro dijo...

Gracias por compartir canino querido. Da fuerza.
Por aquí en el DF hay tantos casos, tantos mendigos, tantos casos "fantasmas". También habemos muchos de paso. Me ha costado mucho trabajo no ser de paso y detenerme, escuchar, compartir (léase en tono de confesión :( ).

Saludos.

Lenin Almonte dijo...

Bendiciones hermano. Creo que el Señor esta haciendonos sentir como iglesia su sentir y pensar sobre las necesidades. A mi me pasó algo parecido y lo relaté en mi blog, me alegra leer esto en tus escritos, y te felicito por la forma tan creativa como canalizas tu mensaje.

El Perro dijo...

Caro: Gracias a ti por compartir y darme en que pensar (lo que escribí también debe ser leído en todo de confesión)

Lenin: Definitivamente el Señor quiere algo de nosotros! Gracias por compartir con nosotros tu historia...

Gaby dijo...

Por eso me gustan los perros. Nunca vi un perro hipócrita. No lo hay.

Lenin Almonte dijo...

Amen!

El Perro dijo...

Gaby! Quizá por eso ladramos más de la cuenta en algunas ocasiones...

Wilmer dijo...

Hey ke super experiencia!!!

Wow!! kiero ke Dios me use de esea manera!
Sos ejemplo para mi hermano!!

El Perro dijo...

Saludos Wilmer! Un gusto tenerte por acá...

¡Yo también quiero que Dios me use de esa manera! Por eso confieso que había dejado de ser un verdadero perro callejero.