sábado, noviembre 25, 2006

¿Que estamos haciendo?


Escribí la historia de "Chava" sin pretensiones de ningún tipo... simplemente porque era algo que pasaba en mi vida de manera cotidiana y en algún momento perdí; el reencontrarme con el perro que "realmente camina por las calles" a donde Dios le indica fue algo refrescante para mi vida y simplemente lo comparto.

Sin embargo, no puedo dejar de notar que Dios desea hacer algo en la iglesia respecto a la "acción social" pues otros hermanos han tocado el tema con relativa cercanía: Rafa (en un par de artículos, Carolina (con la "pesadilla de Darwin"), Lenin (con una experiencia parecida a la mía)...

Eso me da pie para preguntar ¿Qué estamos haciendo? En los comentarios a Carolina trato de responder esta pregunta:

Ante la necesidad del mundo los cristianos evangélicos seguramente hemos gastado varios miles de dolares en construir "templos" para hacer "misiones"; hemos repartido cientos de miles de folletos "evangelísticos" y "porciones de la escritura"; hemos levantado montones de estadísticas para elaborar planes y proyectos para "alcanzar" a los "no alcanzados"...

Soy "enemigo" de la acción "social" por la acción misma (personalmente creo que en México el extendimiento del Reino fue frenado por el asistencialismo gringo en la obra cristiana), sin embargo creo en la acción que nos lleva a mostrar la luz de Cristo. Es cierto, el problema es espiritual y la lucha es espiritual sin embargo Jesús dijo: "...para que vean vuestras BUENAS OBRAS, y glofiquen al Padre que esta en los cielos..."

En su libro discípulo, Juan Carlos Ortíz habla sobre el "buen samaritano" diciendo que nosotros le llamamos "buen" porque nos resulta (en la actualidad) increíble lo que ese hombre hizo por otro que seguramente le "odiaba", sin embargo Jesús solo dice "un samaritano que iba de camino", este hombre hizo simplemente lo que la LEY le exigía que hiciese, quizá no la ley que estaba en la piedra o el papel, sino la ley que había en su corazón.

El corazón de la iglesia se ha encallecido a la necesidad del mundo, y cuando alguien sale de "la norma actual" para ayudar a otro, le llamamos "buen" cuando simplemente hace lo que debería hacer.

No se trata de hacer grandes cosas, sino dejar que Dios fluya a través de nosotros en acciones además de palabras... se trata de amar a la persona que esta cerca de mi y demostrárselo.

"...Amarás a tu prójimo como a ti mismo..."
Jesús al responder a los fariseos según Mateo

5 comentarios:

caro dijo...

Tan simple pero tan abstracto: amar.
Ese verbo que tiene su expresión en lo vertical (Dios) y lo horizontal (prójimo) nos cuesta la vida en la Cruz. En una "acción social" basada plenamente en el amor (Su amor), se desvanecen los asistencialismos que generan dependencia, queda sin sustento la vanidad del activismo.

Mi hermano, seguiremos aprendiendo ese verbo como fieles perritos del Dueño.
Bendiciones

GuyMuse dijo...

"...se trata de amar a la persona que esta cerca de mi y demostrárselo."

Yo añadiría la frase al final, "sin esperar nada a cambio." Cuando hemos llegado al punto de hacer el bien a nuestro prójimo sin esperar a vuelta nada a cambio, hemos llegado a lo que Jesús quiso enseñarnos.

Rafael Pérez dijo...

Saludos caninos. Tal como dices, la acción social ha sido dañada por la acción social misma. En el tercer mundo, donde vivo, cuando la gente escucha el término lo relaciona inmediatamente con asistencia gubernamental, ayuda extranjera, alguna ONG o jóvenes gringos dando dulces y tomándose fotos con los nativos. Personalmente le atribuyo la falta de sensibilidad de las iglesias evangélicas al paternalismo de las misiones americanas, con su «todo incluido»: Palabra, templo, pastor.

El Perro dijo...

Caro: Y tanto más que debemos aprender acerca del amor! Cuántos nos perdemos en la verticalidad u horizontalidad... asi nacen los "místicos" o los "asistencialistas".
Un abrazo!

Guy: ¡Es cierto! Amar a Dios, amar al prójimo, amar como Jesucristo nos amó... (La ley y el nuevo mandamiento) Gracias por visitar a este perro callejero...

Rafa: ¿Estamos en la misma sintonía o en el mismo "tercer mundo"? ¡Qué puedo decirte! He vivido las consecuencias del "daño paternalista" muy de cerca...
Un honor tenerte por acá!

Jaaziel dijo...

Perrazo!!!, te has copycristianizado, y yo sin enterarme!
Gloria a Dios
En cuanto a la entrada, Carolina, me ha recordado "El principito", creo que muy pertinente:
"El amor es lo único que crece cuando se reparte"
El amor sigue siendo la respuesta, el que es sin fingimiento, el que no se puede meter debajo de un almud, el que nos identifica inequivacamente como hijos de Dios