lunes, mayo 29, 2006

Cree en el Señor Jesucristo y...


...serás salvo, tu y tu casa* (algunos agregamos generalmente “toda tu casa”) . A lo largo de nuestra vida cristiana hemos escuchado esta frase varios cientos de veces, la mayoría de ellas cuando hablamos de un familiar que aún no conoce al Señor Jesús.

¿Cuántas veces has escuchado esta promesa? ¿Cuántas veces has repetido a otros esta promesa? Si solamente cuentas las veces que la oyes o dices en la reunión de la iglesia, quizá una o dos veces por semana (en la reunión de oración y en las acciones de gracias).

En cuanto a salvación no existen palabras más mal usadas fuera de contexto que estas. Y a veces más mal entendidas. La mayoría las ven como un rezo con el cual invocan la “acción sobrenatural de Dios” sobre las personas que nos rodean para que, sin ninguna participación de nuestra parte, ellos se acerquen a Jesucristo.

Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tu y tu casa. Una poderosa y hermosa promesa, pero, ¿Qué significa?

El lugar más fácil para ser cristiano (o parecer cristiano) es el templo o cualquier reunión cristianoidea, sin embargo el lugar más difícil para mostrar que hay un cambio en nuestra vida (aunque no debería serlo) es; nuestra casa... en su casa hasta el pastor y los diáconos se portan mal de vez en cuando (muy de vez en cuando... ajá). Muchos de nuestros familiares no han creído en la palabra de fe que predicamos precisamente por nuestro testimonio en casa (no el de nuestra boca sino el de nuestras acciones).

Cuantas veces insistimos a nuestros seres queridos que asistan a nuestras reuniones... pero no estamos dispuestos a recibirles en nuestras propias casas. El lugar más natural para convivir y transmitir vida es nuestra casa, el medio en el que nos desenvolvemos y, lo que vivimos en nuestra casa es lo que transmitimos. ¿Quieres ganar a alguien para Cristo? No lo invites a un culto de evangelismo (es más, no se quién los inventó, ni con que propósito) invítales a ver un partido de fútbol o una película; a jugar billar o pasear en bicicleta... simplemente invítales a pasar tiempo contigo, en tu casa (y pórtate como cristiano cuando lo haces... como cristiano no como persignado).

Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tu y tu casa... sin embargo deja que Dios trate primero en ti, para alcanzar a otros de tu casa, en tu propia casa.


"Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tu y tu casa".
Pablo (acompañado por Silas) al carcelero en Filipos.

*Entendamos por casa, la gente con la que convivimos diariamente y/o el lugar donde nos desenvolvemos.

¿Ya tienes tu blog?

A New Yorker cartoon
"Tuve mi propio blog durante un tiempo...
pero preferí seguir ladrando sin sentido"
Caricatura citada por:
Tom Hawthorn en "¿Ya tienes tu blog?"
Selecciones Reader's Digest

sábado, mayo 27, 2006

viernes, mayo 26, 2006

Materiales para compartir: La americanización del Cristianismo.


En la columna de la derecha puedes encontrar un apartado que se titula "Materiales para compartir" en el encontrarás algunos materiales en archivos PDF (se necesita Acrobat Reader para leerlos) que han sido de bendición a mi vida y deseo que te sean de utilidad.
¿El más reciente? el libro titulado "La americanización del Cristianismo" (de Gene Edwards) trata sobre la influencia de la cultura norteamericana en el cristianismo. Lo recomiendo ampliamente para aquellos que buscan edificar la iglesia de una forma más autóctona y natural (solo para subversivos Ja!).

martes, mayo 23, 2006

¿Leíste la lista?


En casa de mis padres, mi papá se dedicó a trabajar para "sostener el hogar", mientras mi mamá se dedicó a ser "ama de casa", nuestra forma de organizarnos como familia no difería mucho de la de cualquier "familia mexicana". Para organizar el trabajo de la casa, mi madre solía hacer "listas de quehaceres" en las que definía que la tarea en turno para cada uno de nosotros; desde sacar la basura hasta lavar los trastes estaba cuidadosamente definido en una lista, pegada en el refrigerador o en una puerta. Cuando alguno de nosotros no cumplía con su tarea, la pregunta obligada era ¿No has leído la lista?

En casa de mis suegros todos trabajaban fuera de la casa (de hecho sigue siendo así), sin embargo mi suegra tiene un "método infalible" para dar instrucciones a mi cuñado y mi esposa aún fuera de la casa(bueno, ahora a mi esposa no): En la puerta del refrigerador deja una lista de quehaceres para que todo funcione mientras ella no esta, desde los recibos que deben pagarse, hasta lo que debe cocinarse. De vez en cuando mi suegra llega del trabajo y se da cuenta que un recibo ha "vencido" y sigue pegado en el refrigerador; o que en lugar de hacer el pollo que ella ha dejado cocido para preparar con "mole", han descongelado carne molida y cocinado albóndigas. La pregunta obligada en esos casos es: ¿no leyeron la lista?

"La Biblia es nuestra norma de fe y conducta". (Decimos todos los bautristes... y creo que cualquier cristiano en general) pero ¿En realidad hacemos lo que Dios nos dice a través de ella? Es a través de la Biblia que descubrimos la manera en que Dios desea que le sirvamos. Cuando decimos no conocer la voluntad de Dios es posible que sea porque no la hemos leído.

No creo que la Biblia sea exactamente como una "gran lista de deberes" sin embargo muchas veces he pensado... Cuando Jesucristo venga quizá preguntará: ¿No leyeron la lista?

"Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado".
Pablo a los Filipenses

sábado, mayo 20, 2006

Código Da Vinci

Frase sacada de Veldugo:
“Algún día, en un futuro no muy distante, todos nos olvidaremos del libro y de la película del Código Da Vinci.
La Biblia y la Iglesia de Jesucristo seguirá en pie."
Jim Garlow
Puedes leer también el comentario de Jaaziel en Cristianosh

lunes, mayo 15, 2006

El poder del Evangelio...


Pablo dijo: Porque no me avergüenzo del evangelio porque es poder de Dios para salvación... ¿Dónde ha quedado el poder del evangelio?

Pedro comparte a una multitud y se convierten cinco mil; el pastor le predica a veinte y ninguno hace decisión; Felipe le predica a un funcionario en el camino y horas más tarde le bautiza, tu compartes la palabra en el camino de Cd. Juárez a Chihuahua y tu compañero se cambia de asiento; Para escuchar a Pablo, una casa se llena de tal forma que hasta en las ventanas hay gente sentada, mientras que nuestro edificio tiene lugares vacíos...

¿Qué es lo que le pasa al evangelio? -Te preguntas- ... Al evangelio no le ha pasado nada: ¡No ha cambiado! Los que hemos cambiado somos los evangelizadores.

Recuerda la ocasión más reciente en la que compartiste el evangelio...
¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Qué resultados obtuviste?

Todos damos por sentado que la tarea de cada cristiano es compartir el evangelio. Debe de serlo: "compartir la fe" es una de las primeras lecciones que reciben los nuevos creyentes, memorizamos versículos que nos hablan de esta tarea como Mateo 28:19 o Hechos 1:8, tenemos un ministerio que se dedica a promover entre la iglesia dicha labor... pero, ¿Sabes lo que significa compartir el evangelio?

Compartir el evangelio es decir las "buenas nuevas" dirán los cristianos de más tiempo; compartir el evangelio es hablar de la palabra de Dios, dirán otros; compartir del evangelio es hablarle de Jesús a la gente dirán los terceros... Palabras, subjetividad... conceptos que nos dan vuelta en la cabeza, pero nunca bajan a nuestra boca, o a nuestro corazón.

Compartir el evangelio es vivir una vida transformada, una vida que muestre el amor que nos tenemos unos a otros; es repartir "nuestros bienes" según la necesidad de cada uno; es comer juntos con alegría y sencillez de corazón; es alabar a Dios y tener favor con todo el pueblo...

¿Dónde ha quedado el poder del Evangelio? Quiza esta guardado en nuestros bolsillos... mientras seguimos hablando de lo que significa la salvación, la justificación, la santificación... el evangelio.

Sitios que llevan a Pensar


Artículo sobre blogs cristianos en el Blog de Melvin Rivera, sobre cristianismo y cultura.

viernes, mayo 12, 2006

Viviendo en la presencia...


¿Cuántas de nuestras reuniones muestran claramente la presencia de Dios? En muchas ocasiones vemos personas entre las bancas ensimismadas en sus propios pensamientos, hojeando su Biblia, revisando su agenda o su bolsa, saliendo y entrando del edificio, platicando unos con otros o intercambiando papelitos. Cantamos al aire como si nuestros cantos no fueran dirigidos hacia Dios, oramos mecánicamente (y criticamos a los que rezan), la participación en el tiempo de acción de gracias se vuelve en ocasiones un largo silencio.

Las reuniones en la iglesia deberían tener gente comprometida con Dios, experimentando continuamente su presencia... de ser asi, Otros lo notarían.

Hace algunos años cuando estudiaba en el Instituto de Bellas Artes en Chihuahua, hicimos algunos experimentos de teatro en la calle para la clase, algunos se hacían pasar por mendigos o gente de la calle, otros fingían una agresiva pelea entre marido y mujer en un supermercado; nuestro proyecto consistía en hacer que la gente viera un OVNI en un parque; no había OVNI, ni nada que se le pareciera, solo había un par de estudiantes de teatro con una cámara de utilería, mirando y señalando el cielo, haciendo comentarios como ¡Mira ya se movió otra vez!... la gente comenzó a rodearnos y a mirar al cielo, incluso algunos podían ver forma color y hasta ventanillas del supuesto objeto. Cuantas personas viven algo falso como si fuera algo verdadero... sin embargo muchos cristianos teniendo la verdad, viven como si por lo que viven no existiera.

¿Es Dios una realidad constante en tu vida?

jueves, mayo 11, 2006

Tres preguntas en Santa Suburbia


El Buen Alex Rodríguez de Santa Suburbia tiene un programa entre manos en el que desea que tu participes: Da click aquí para entrar y responder "tres sencillas preguntas" a través de un mensaje de voz ...

martes, mayo 09, 2006

¿Todo me es lícito?


Existe una frase que casi todos los cristianos por ignorancia o por comodidad hemos dicho alguna vez: “Mi religión no me lo permite”. Es una respuesta simple para no entrar en detalles del porque no participamos en determinadas actividades: -Te invito a una fiesta -“mi religión no me lo permite”; -Acompáñanos con una copa –“Mi religión no me lo permite”; -Ven al bautizo de mi bebé –“mi religión no me lo permite”.

En contraste existe una frase, un versículo que casi todos hemos sacado de contexto para tener el pretexto de hacer lo que se nos pega la gana: “Todo me es lícito”. Puedo experimentar todo, puedo hacer todo, puedo vivir como quiera, todo me es lícito; Jesucristo nos hizo libres, todo me es lícito; No estamos bajo la ley sino bajo la gracia, todo me es lícito; Mi salvación es segura porque descansa en las promesas de Dios, todo me es lícito.

En alguna ocasión algunos amigos platicamos sobre lo difícil que es tomar decisiones correctas en este mundo. La mayoría de nosotros quisiéramos que la vida fuera como un tablero de ajedrez con cuadros blancos y negros, lamentablemente se parece más a un tablero de damas chinas, con demasiadas opciones de movimiento e incluso la oportunidad de saltarte al vecino.
Al emprender cualquier acción o tomar una decisión deberíamos preguntarnos ¿A quién le conviene que haga yo esto? ¿Edifica mi vida y la de mis hermanos? ¿Glorifico a Dios con ello?
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen... todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Todo me es lícito... pero no todo edifica.
Pablo a los Corintios
P.D. En esta semana dos personas que me quieren me llamaron la atención: "cuidado, que nuestro énfasis en la gracia y en la libertad no nos lleve a menospreciar a nuestros hermanos porque entonces ya no es gracia, es esclavitud a nuestra propia opinión". Desde aqui, mi agradecimiento a ellos: Reconozco que no soy suficientemente humilde para aceptar la mayoría de los consejos que recibo, pero gracias por "chiflarle" a este perro callejero cuando se sale del camino.

lunes, mayo 08, 2006

Para pensar...


En Cd. Juárez (Chih. Mx.) hay un cerro (monte) que tiene escritas las palabras: LA BIBLIA ES LA VERDAD: LÉELA.
En Chihuas (donde yo vivo), hubo por mucho tiempo un cerro con las mismas palabras... ahora hay un cerro que tiene dibujada una enorme cruz que por las noches se ilumina con cientos de lámparas.
Rolando por un blog (que me llegó por un e-mail de mi hermanita Norma) me encontré con el dibujo que publico.

¿Qué estamos haciendo los cristianos por ser la luz del mundo?

...En cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mi lo hicisteis.
Jesús de Nazaret

lunes, mayo 01, 2006


"La vida cotidiana me conmueve...
...Sería fatigoso enumerar las cosas
que me humedecen los ojos:
Un caballo comiendo la hierba que crece por abandono...
un perro callejero durmiendo plácidamente...
pero lo que más me conmueve es un hombre atormentado por la soledad".
Carlos Valdés (El nombre es lo de Menos).