martes, octubre 17, 2006

Una respuesta...


En el post anterior recibí un comentario al que deseo dar respuesta desde aquí:

Hermano Daniel:

Mi nombre es Miguel Quintero Jr. vivo en la ciudad de Chihuahua, Chih. México. Sé que los “perros” no tienen muy buena fama en la Biblia (pero eso era propio de la cultura y tiempos en que se escribió) sin embargo, el apelativo de Perro Callejero lo tomo de una historia que puedes leer aquí en donde respondo la pregunta: ¿Por qué la guarida del perro?

Colaboro como pastor de la iglesia bautista Bethel, pero a diferencia de ti… no puedo estar “orgulloso de mi denominación”. Estoy contento de haber nacido en una iglesia bautista, de haber crecido en ella gracias y a veces “a pesar de” pastores y líderes bautistas, estoy contento de servir en una iglesia bautista y agradecido con Dios por permitirlo y agradecido con mis hermanos por soportarme.

Como tu, doy gracias a Dios por los principios bíblicos que declaramos creer, esos mismos principios son los que me animan a continuar en donde estoy…

Como tu, creo que “la iglesia evangélica mundial ésta en crisis” pero, también creo que los bautistas con nuestro “orgullo denominacional” hemos colaborado en ella.

Gracias por compartir mi tristeza, creo en el regreso inminente de nuestro Señor Jesucristo y por ello se que hay apostasía, sin embargo no me puedo quedar con la idea de que “en el cielo nos encontraremos” o como decía alguno de mis pastores: “Si Dios quiere la unidad de las iglesias él lo hará”… Creo que Jesucristo viene por UNA iglesia sin mancha ni arruga, creo que Jesucristo desea habitar en su Casa Espiritual y no en un montón de escombros… Y creo que él ya esta trabajando en nosotros para lograr esa iglesia.

En cuanto a las personas que menciono, se que “nuestra lucha no es contra carne ni sangre” pero no puedo evitar el sentirme molesto cuando ellos se dejan usar por el enemigo y si no puedo hacer más, puedo orar y expresar lo que creo, pienso y siento con la gente que me rodea… incluso a través de este blog.

Hermano, no te sientas ofendido cuando me llamo un “bautriste” los que me conocen saben que lo hago más como autocrítica que como agravio (líbreme Dios) hacia las iglesias que me vieron nacer y crecer.

Gracias por tus palabras de ánimo, gracias por considerarme tu hermano y amigo a pesar de ser un perro callejero.

Bendiciones!

El Perro: Miguel Quintero Jr.

8 comentarios:

Daniel dijo...

Estimado Miguel Quintero:

En primer lugar no sospeché que Usted podría ser un Pastor, por lo que quizá me dirigí de manera inapropiada. Le ruego que me disculpe.

En realidad, me había llamado la atención el título del blog. Hecha su aclaración resulta comprensible.

Creo que observamos el mismo objeto desde un costado diferente.
Por ello lo de orgullo y tristeza.
Como es ostensible, no son excluyentes uno y otro.

En Argentina, en los últimos tiempos se ha visto una estrepitosa caída de las barreras denominacionales.
A simple vista esto resulta como algo bueno o deseable.
Sin embargo, desde mi para nada calificada opinión, esto ha sido consecuencia de una oleada de ideas que propugnan la laxitud doctrinal y el exitismo.
la sensualidad ha barrido con doctrinas, dogmas y liturgias, socavando los cimientos no solo de bautistas, pentecostales o nazarenos, sino de toda la cristiandad.
El modelo proecumenista que incluye en su visión a la Iglesia de Roma ha inundado los discursos de "colaboradores" y "labranzas".

La otrora denominación bautista, caracterizada por su perfil bíblico y misionero ha sucumbido a este tsunami modernista,facilista y pegajoso.

De esta Iglesia moderna, y de estos bautistas asimilados no estoy orgulloso.

Sí lo estoy de la doctrina bíblica y fundada en Cristo.

¿A quien vendrá a buscar el Señor?
¿A una denominación? No
¿A la Iglesia que se autodenomina unida y verdadera? Tampoco
¿A los cristianos por el simple hecho de llamarse de esa manera? Tampoco.

Creo que el Señor estirará su mano por entre los escombros y rescatará a quienes han sido fieles a su palabra.

Mi querido hermano. Los bautistas bíblicos de Argentina han sido devastados. Son considerados como "viejos cara de banana".

Yo no puedo dejar de agradecer a quienes nos precedieron, que con sus aciertos y errores han vehiculizado el mensaje de Salvación para que este humilde servidor tenga acceso a la Verdad.

Querido y respetado Pastor.
Me he sentido honrado con su respuesta.

Sepa Dios bendecirlo conforme a la plenitud de su Gracia.

Un abrazo fraterno

Daniel E. Dañeiluk
Buenos Aires, Argentina

siw900@yahoo.com.ar
http://perspectivacristiana.blogspot.com
http://biografas.blogspot.com
http://elojoprotestante.blogspot.com

Jaaziel dijo...

;-D
Conozco y quiero a varios hermanos bautistas... Uno de ellos, con un sentido del humor que le honra, como un "perro" que yo conozco, dice con sorna que "cuando lleguemos a la Jerusalem celeste, vosotros los pentescostales os gozareis dia y noche alabando al Señor, nosotros, como no tenemos mucha costumbre, limpiaremos con cepillitos de dientes las calles de oro" :)
Un abrazo, mis queridos hermanos bautistas.
Siempre me gusto mas como lo hacia Pablo, cuando no habia denominaciones, "saluda a los amigos, los amigos os saludan"

Daniel dijo...

Miguel y Jaaziel.
He encontrado dos perlas en el inmenso ciberocéano.
¡Bendiciones!

GuyMuse dijo...

Interesante como siempre. Gracias por mantener un buen blog en "La Guarida del Perro".

El Perro dijo...

Daniel: Gracias a Dios no soy un "sospechoso", entiendo tu punto y apoyo tu "resistencia" al "facilísmo" y la sensualidad... y de verdad, no soy taaan grande como para que me hables de "usted", mis amigos no lo hacen y quiero considerarte uno de ellos.

Jaaziel:Paz! Gracias por todo el amor que reflejas en cada comentario, yo me apunto pa' la pachanga no pa'l cepillito.

Guy:un honor tu visita por esta guarida.

Daniel dijo...

Gracias a Dios he hallado un nuevo amigo
¡Bendiciones!

Adelante con este proyecto. La difusión de la palabra de Dios y la problematica cristiana por este medio llamado "Red" permite, además de lo dicho, encontrarse con personas que comparten la pasión de Cristo.

Como alguna vez escribí en un post.

El Reino de Dios es como un Gran Palacio con miles de puertas, a traves de cuyos ojos de cerradura podemos apreciar su interior en mayor o menor medida, de acuerdo a nuestro ojo y nuestra posición como observador.

¡Que glorioso será aquel día cuando estemos en Gloria y todo el explendor y secretos del Palacio nos sean revelados!
Y ya nada sea oscuro o cuestionable porque la Luz de la presencia vívida de Cristo quitará toda sombra.

Y creo que será perfecto.
No será necesario limpiar el oro con un cepillito (Ja, Ja, Já...!!!)

Seguramente el concepto de Adorar en espíritu y en verdad se podrá ver, practicar y disfrutar en todo el sentido de la expresión

¡Como espero ése Día!

Un fraternal abrazo a mi amigo y Pastor, Miguel Quintero.

Daniel

Jaaziel dijo...

;-D

Panderetólogo dijo...

más vale perro vivo...