martes, agosto 08, 2006

"Cómo" llegar a ser un "buen seguidor de Jesucristo"...

Observando la forma en que llegan las personas a mi blog (si, para eso tengo el Site Meter) me encontré con una petición a Google algo particular: Cómo llegar a ser un buen seguidor de Jesucristo.

No es particular porque sea poco frecuente, sino porque la mayoría de las veces en las cosas que escribo, intento no ofrecer "cómos"... puedes llamarme idealista, puedes llamarme pensador, ¡puedes llamarme por telefono! pero prefiero que cada uno construya su proceso basado en los principios que enseña la Biblia.

La Palabra de Dios es "nuestra norma de fe y conducta" -dicen o decimos todos los bautristes (y en seguida nos refugiamos en nuestra tradición)- ¡La mayoría de los cristianos decimos lo mismo! las cosas que practicamos, las cosas que hacemos y las cosas que enseñamos a otros a hacer provienen de "nuestra muy particular visión" de lo que decimos que la Biblia dice.

El colmo de los "cómos" es un par de preguntas que plantea un hermano anabaptista (no confundir con los bautristes) en su libro "El tesoro bíblico": ¿Por qué tener reglamentos? ¿Por qué no tener solamente la Biblia?... casí me voy de espaldas esta semana al leerlo.

La intención de los "cómos" es buena (lo sé), se trata de darle al "niño espiritual" las bases para que haga lo básico y se desarrolle en lo demás... sin embargo cuántas veces agregamos "cómos" a toda la vida espiritual.. convirtiendo la palabra viva de Dios en letra muerta de reglamentos...

Los fariseos tenían la misma "saludable intención" cuando reglamentaron y volvieron a reglamentar los "mandamientos de la ley de Dios"...

¿Cómo llegar a ser un buen seguidor de Jesucristo?... ¡No te daré la receta! Pero te puedo repetir las palabras de Jesucristo:

"...Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame..."

6 comentarios:

veldugo01 dijo...

Muy bueno! de hecho yo después de 10 años creyendo que era un buen seguidor de Cristo me he dado cuenta que es totalmente diferente a lo que realmente debió ser y que duré 10 años en nada...
Por eso me ha cautivado el sermón del monte... Mateo 5-6

Gaby dijo...

Muchas Gracias "Perro" por tu comentario.
Muy bueno tu blog, a ver si lo podemos sindicar con el "Monja"
Soy una monja filantrópica de perros de la calle...

Wilmer dijo...

Que buen escrito amigo!
Dios te bendiga en gran manera.

ah.! y gracias por el comentario en mi blog, ya puse lo que solicistaste en el post de chasing furies, gracias.

Keep Blogging 4 Jesus!!

Enrique Juárez dijo...

El meollo del asunto es que Cristo no está interesado simplemente en seguidores sino en discípulos (Mateo 28.19-20), esto implica compromiso, tanto del mentor como del discípulo. Conlleva enseñar más que una creencia, reglas o normas un estilo de vida; Cristo fue el ejemplo vivo para sus doce, les instruyó, les enseñó, pero además, convivió con ellos, luego los envió a las naciones. El apóstol Pablo lo entendió por eso pudo decir: "imitadme a mí, como yo imito a Cristo". Bendiciones.

ovejita negra dijo...

Ja! está buenísimo!
No hay recetas,tradiciones, ni paradas de cabeza!
!Niegate a ti mismo y sigueme! esta claro!
y... tal vez haya trucos para facilitarlo..."cómos" o como le quieran nombrar... yo mejor...le llamo por teléfono!
La ovejita negra.

El Perro dijo...

Fausto: Definitivamente el sermón del monte nos ha abierto los ojos a muchos... cuando lo leemos con nuestras "gafas de tradición eclesiástica"

Gaby: Gracias a ti por visitar la guarida! Seguimos en contacto.

Wilmer: Gracias por atender los aullidos de este perro

Enrique Juárez: Así es hermano! Hace varios años escuché a un amigo decir durante su sermón "prefiero las ovejitas a los seguidores" (hice un dibujo al respecto y se lo regalé) Pero, hace un par de años descubrí que Jesús no buscaba "ovejitas" ni "seguidores" sino discípulos... Gracias por tu comentario.

Ovejita Negra: Espero tu llamada!