lunes, junio 19, 2006

La selección de Dios


Muchos han oído hablar de Charles Darwin como “el que dijo que el hombre viene del chango”. Su teoría en realidad se llama “selección natural de las especies” En ella propone entre otras cosas que la naturaleza ha escogido para sobrevivir a las especies más capacitadas para la vida, dejando en la historia como especies extintas a las que no se adaptaron.

Una de las especies desaparecidas que hemos registrado es el “pájaro dodo” Era un ave lenta, se acercaba a sus depredadores, no podía volar. No estaba preparada para enfrentarse al hombre. Así que un buen día algún inglés se merendó el último espécimen de dodo.

La Biblia dice algo diferente con respecto a la selección de los hijos de Dios entre la humanidad. Charles Darwin se hubiera ido de espaldas al escuchar lo que Pablo escribió a los Corintios al respecto.

Pablo dice que contra lo que se esperaba, Dios escogió “lo necio del mundo”, “lo débil del mundo”, “lo vil del mundo” y “lo menospreciado”. En términos de “selección natural” es como si por alguna razón “la naturaleza” hubiera permitido de alguna manera que el “Pájaro dodo” existiera en nuestros tiempos.

En otras palabras, es como si para ganar en un partido de básquetbol el entrenador escogiera enanos: Tontín, gruñón, feliz, dormilón y Estornudos ¡Entren a la cancha!

Sin embargo, eso es precisamente lo que dice la Biblia: Dios miró el montón de los sabios, de los fuertes, de los honorables de los respetados, para darse enseguida la vuelta y tomarnos a nosotros, los necios, los débiles, los viles, los menospreciados.

Me he topado con algunas personas que me dicen: yo no soy cristiano porque todos los que son cristianos eran gente problemática antes de serlo: borrachos, rencillosos, ignorantes, depravados. Yo soy una buena persona así que no necesito ser cristiano.

Jesucristo no vino a salvar a los sabios o buenos en su propia opinión, vino a salvar a aquellos que estaban listos para recibirle porque se sabían insuficientes. Las personas solamente pueden ir al doctor cuando reconocen que están enfermos.

Sin embargo aunque éramos la escoria del mundo Dios nos escogió en Cristo Jesús para hacer de nosotros algo diferente...

"Más por el estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que,como esta escrito: El que se gloría gloríese en el Señor"
Pablo a los Corintios.

1 comentario:

Shino dijo...

Si Dios usara a las súper personas seria como darle dinero a los ricos, muchas veces la gente religiosa se acerca a los jóvenes o a un niño diciendo” este en que podrá servir a Dios”, si lo único que saben hacer es destruir y no edificar, y esta clase de actitudes y patrones que se han tomado en la iglesia es lo que hace que se estanque, al leer estas líneas se me vino a la mente un caso que se relaciona mucho con el tema, hace tiempo en mi antigua iglesia yo invite a unos niños al templo los cuales tenían muchos problemas en sus casas, se la mantenían en la calle así que los invite al templo, que sorpresa se llevaron los hermanos de la iglesia pues estos niños hablaban puras obscenidades y solo hacían desorden, como yo les e hablado y ayudado siempre si me hacen caso, así que comencé a dicipularlos, los avances que Dios hizo en sus vidas fue enorme, controlaban mas sus palabras y me comentaban algo bueno que habían echo en la semana, un día que ellos llegaron a un culto un hermano los corrió del templo porque ellos hacían desorden y les dijo que eran unos engendros de Satanás y que los agarraria a patadas si volvían al templo, cuando le pregunte el porque les había dicho tales cosas me contesto en un muy mal tono “es que yo no quiero que mis hijos escuchen esas cosas que ellos dicen y si ellos vuelven yo y mis hijos nos vamos del templo”, fue triste escuchar eso de ese hermano que pues es todo un veterano en cuanto que el tiene muchísimo en el templo, después recapacito sobre su acción pero los que ya no volvieron fueron aquellos niños, mi pregunta es ¿como es posible que una persona se atreva a interferir en la obra de Dios en las personas necesitadas? ¿Por qué no pensar que el propósito de Dios es el extender su Obra? Podría hacer muchas mas cuestiones pero no terminaría, esto es como la canción de DC RETO “La prostituta”, “así que Dios ayúdame a no ser piedra de tropiezo para aquellos que los levantaste de donde me levantaste a mi”

EL SHINO ESTA AKI!!!