lunes, marzo 27, 2006

Compartiendo el evangelio...


Algunos piensan que compartir el evangelio es repartir folletos, otros creen que al invitar a alguien a una reunión de la iglesia ya compartieron; Unos pocos pensarán que tienen que ir casa por casa hablando de sus creencias y unos más la tomarán a bibliazos con los no creyentes asegurándoles que se irán al infierno si no “creen”.

Qué decir de los métodos que utilizamos para "compartir el evangelio": campañas y cruzadas evangelísticas; tácticas con nombres bíblicos como “Operación Andrés”(y no precisamente López Obrador, alias "el peje") “Acción Lidia” “Proyecto Felipe” o “Estrategia Antioquía”; visitación y estudios por las casas; folletos de todos los colores y sabores; llamadas telefónicas y hasta páginas web.

Por supuesto, ahora muchos de nosotros preferimos “escoger amablemente” a que personas compartiremos las buenas noticias de salvación. Nos gustan las personas aseadas y de buena apariencia, con una familia regularmente establecida (aunque a veces aceptamos padres y madres solteros, siempre y cuando cumplan con los dos primeros requisitos), preferentemente de un nivel socioeconómico similar al nuestro... Incluso hay iglesias que han “delimitado un patrón de las personas que desean alcanzar” (son conducidas con propósito definido) fijando un “blanco u objetivo” sin darse cuenta que Dios ya fijó su objetivo: el mundo.
¿Qué significa compartir el evangelio? Para saber que significa “compartir el evangelio” tenemos que saber primeramente que es el evangelio; evangelio significa "buenas nuevas" es decir, "buenas noticias"... Compartir el evangelio es: Anunciar las buenas noticias de Dios para la humanidad.
... Para toda la humanidad.
"El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor".

Isaías leído por Jesucristo

1 comentario:

Adrian Martínez dijo...

Esta chido el juego del peje